Primos T: una enzima puede ayudar a tratar el cáncer agresivo de la sangre

Dos cánceres de la sangre idénticos y agresivos tienen conjuntos idénticos de enzimas causantes de tumores, y cuando las quimioterapias no funcionan, ambos cánceres podrían necesitar nuevos enfoques para la identificación y el tratamiento de tumores, señalan los investigadores.

Los hallazgos podrían sugerir una nueva estrategia para detectar cambios cancerosos tempranos en un cáncer de sangre común y agresivo, llamado linfoma no Hodgkin. La leucemia linfonítica es una de las formas más comunes de cáncer de la sangre y afecta a unas 2,400 personas en los Estados Unidos. Es hereditario, es decir, está relacionado con el síndrome de Cousins, y representa aproximadamente la mitad de todos los casos de linfoma no Hodgkin.

Las quimioterapias para el linfoma no Hodgkin son eficaces en dosis completas, pero no pueden destruir todas las células de los leucocitos cuando mutan. Merck & Co. en Harrison, Texas, anunció recientemente un nuevo agente dirigido a la enzima, llamado Self-switching Agent-on-Chip (uSAEC), que actúa bloqueando fragmentos de la enzima. Es la primera terapia en investigación para la leucodistrofia reumatoide tipo 1, un cáncer de la sangre que generalmente representa alrededor del 60 % de todos los pacientes con linfoma no Hodgkin. Los ensayos clínicos han demostrado su eficacia en la lucha contra dos formas de linfoma no Hodgkin (linfomas M1 y M2). Un equipo dirigido por la Dra. Sarah Brown, MR/ret, realizó dos ensayos clínicos de fase 3, con un total de 387 pacientes. Aproximadamente el 60% de los pacientes fueron aleatorizados para recibir una dosis suplementaria de uSAEC (más/menos 80 mcg con 50 ciclos) o cápsulas de placebo. Ambos grupos recibieron tratamiento farmacológico una vez a los 14 y 18 meses.

Los pacientes en el grupo de suplementación y en el grupo de placebo recibieron 150-200 mg de bupivirina más/menos 150-200 mg en una proporción de bolo de 1:4 a 1,5, con un máximo de 200 mg después de un mes.