La solución para la obesidad mantiene a los hombres evaluando su propia salud

Si la reducción en los índices de masa corporal (IMC) de una combinación de dieta y ejercicio no tuvo un efecto en el mantenimiento del peso en hombres con riesgo de obesidad, los hombres también deben continuar con otras actividades de estilo de vida para mantener la salud dental y perder su IMC.

Según una nueva carta de investigación centrada en el desarrollo del índice THRIB-IMC realizada por investigadores del Instituto Karolinska (KTH) de Dinamarca, es hora de investigar el beneficio de la dieta y el ejercicio en la prevención de la obesidad.

Sobrepeso y obesidad en hombres adultos.

Uno de los factores de riesgo para la obesidad es el sobrepeso y la obesidad, ya que un adulto en riesgo de alcanzar niveles de sobrepeso u obesidad tiene un IMC de 25.0 a 30.9. «Muchos estudios han encontrado que la obesidad está fuertemente asociada con otros factores de ‘riesgo’ además del sobrepeso o la obesidad, como tener diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares o fumar. Pero ninguno ha examinado el vínculo entre la dieta y la obesidad. En el presente estudio, hemos evaluado si los utensilios de plástico utilizados para medir el peso tienen alguna influencia en los cambios en la composición corporal en los hombres», dice el autor principal del estudio, el Dr. Per-Olof Berggren, del Departamento de Epidemiología Médica y Bioestadística del Departamento de Medicina de KTH y del Centro de Investigación de Reumatismo/Reumatología/Cáncer de Endometrio y Bulbo Endógeno.

El índice THRIB-IMC es utilizado por los investigadores para evaluar qué tan bien se mantiene el IMC, la circunferencia de la cintura y la relación cintura-cadera de un hombre. El índice mide e indica la capacidad de mantener o mejorar la grasa corporal, la masa ósea y la densidad ósea, una función terapéutica segura y eficaz para la mayoría de los hombres con obesidad.