La pregunta de por qué la gente a menudo considera que morir de hambre es bueno para sus cuerpos sigue siendo una pregunta crucial a la que la gente siempre se enfrentará.
En los adultos normales, la grelina representa un instinto de supervivencia para la supervivencia y la alimentación, actuando como una señal para buscar comida cuando sea posible.
Nuestros resultados nos han enseñado que los niveles de grelina podrían servir como un biomarcador útil para proteger a los humanos contra las respuestas psicológicas inducidas por el hambre, como el arrepentimiento por parte de una persona mayor que reconoce su hambre durante una hambruna, o los comportamientos recalcitrantes de los humanos que no comen cuando quieren, ya sea para comer o hacer ejercicio para mantenerlos alerta y vigilantes y prevenir su hambre».

Leer más